Guía práctica sobre el uso de LaTeX

0
111

El siguiente documento pretende ser una guía para aquellas personas que utilicen el Sistema LaTeX para la elaboración de artículos científicos o documentos en general. Está basada en el uso del software TeXnicCenter, el cual es completamente gratuito y puede ser descargado desde Internet.
Los ejemplos desarrollados en este documento están basados en la plantilla de la IEEE para LaTeX, la cual utiliza la clase IEEETran, propia de la IEEE. Se explicará cómo instalar el software, cómo configurarlo para que su uso sea más amigable al usuario, las principales modificaciones que se deben hacer a la plantilla que se va a utilizar,  modificaciones al estilo del formato, aspectos relacionados a la redacción en general y la inserción de imágenes, gráficos y tablas en documentos.

El uso de LaTeX es requisito para muchas revistas indexadas que sólo aceptan los documentos si estos se encuentran traducidos a código LaTeX.

Según la enciclopedia digital Wikipedia:

LaTeX es un sistema de composición de textos que está formado mayoritariamente por órdenes construidas a partir de comandos de TeX —un lenguaje de bajo nivel, en el sentido de que sus acciones últimas son muy elementales— pero con la ventaja añadida de “poder aumentar las capacidades de LaTeX utilizando comandos propios del TeX descritos en The TeXbook”. Esto es lo que convierte a LaTeX en una herramienta práctica y útil pues, a su facilidad de uso, se une toda la potencia de TeX. Estas características hicieron que LaTeX se extendiese rápidamente entre un amplio sector científico y técnico, hasta el punto de convertirse en uso obligado en comunicaciones y congresos, y requerido por determinadas revistas a la hora de entregar artículos académicos.

Su código abierto permitió que muchos usuarios realizasen nuevas utilidades que extendiesen sus capacidades con objetivos muy variados, a veces ajenos a la intención con la que fue creado: aparecieron diferentes dialectos de LaTeX que, a veces, eran incompatibles entre sí. Para solucionar este problema, en 1989 Lamport y otros desarrolladores iniciaron el llamado Proyecto LaTeX3. En el otoño boreal de 1993 se anunció una re estandarización completa de LaTeX, mediante una nueva versión que incluía la mayor parte de estas extensiones adicionales (como la opción para escribir transparencias o la simbología de la American Mathematical Society) con el objetivo de dar uniformidad al conjunto y evitar la fragmentación entre versiones incompatibles de LaTeX 2.09.

Esta tarea la realizaron Frank Mittlebach, Johannes Braams, Chris Rowley y Sebastian Rahtz junto al propio Leslie Lamport. Actualmente cada año se ofrece una nueva versión, aunque las diferencias entre una y otra suelen ser muy pequeñas y siempre bien documentadas.

Con todo, además de todas las nuevas extensiones, la característica más relevante de este esfuerzo de re-estandarización fue la arquitectura modular: se estableció un núcleo central (el compilador) que mantiene las funcionalidades de la versión anterior pero permite incrementar su potencia y versatilidad por medio de diferentes paquetes que sólo se cargan si son necesarios. De ese modo, LaTeX dispone ahora de innumerables paquetes para todo tipo de objetivos, muchos dentro de la distribución oficial, y otros realizados por terceros, en algunos casos para usos especializados.

Sin más que decir, he aquí la guía completa sobre el uso de este sistema de escritura:

Guía práctica sobre el uso de LaTeX en la escritura de artículos científicos

Para más información sobre este documento puede contactar a Antony García Gonzáleza través de la dirección de correo electrónico [email protected]